miércoles, abril 15, 2009



Hmmm... vacaciones....
Aprovechando los últimos momentos de unas cortas vacaciones (todas lo son), me senté en una terraza de mi ciudad a tomar un pintxo cuándo mi vista se topó con un elemento no habitual: en la rotonda frente al ayuntamiento había una bandera, la bandera de la República. (disculpar la foto, es de mi móvil)
-Ah, claro, el aniversario!
Entonces pensé:
-Pero... ¿porqué hoy en día hay gente que todavía es monárquica?
Creo que a muchos les pasa como con la religión, mientras no les suponga un esfuerzo ni les cause obligaciones, pues que siga ahí...
En mi opinión, la monarquía es un juguete que se permite la democracia, un pseudo-adorno que se regalan a sí mismos algunos ciudadanos; pero a nada que se reflexione un poco -y dejando a un lado los excesos conocidos o sospechados de esta gente- el asunto no se sostiene, ya no porque sea económicamente más o menos gravoso, sino porque llevando el asunto a su término más simple, en realidad, no es justo. La ciudadanía no debe sostener con su esfuerzo la vida privilegiada de toda una estirpe solo por "divertirse" con la Historia.
Viva la República!

1 comentario:

Sara Morante dijo...

Madre mía, y tanto que actualizas!!
Pues yo digo ¡viva el Rey! (Es para picarte un poco, so carmesí, y montar aquí un patio de vecinas ;)