lunes, abril 06, 2009

Leer... o cómo leer.

(photo from Brian Brooks - Flickr - Thanks for your CreativeCommons!)
Bueno, me acaban de reñir por tener el blog un poco olvidado (en realidad lo tengo muy dejado...) y con razón.
Así que cómo este blog es para escribir sobre cosas que me interesan, voy a hablar un poco de algo que me atrae mucho:
-bienvenidos, libros electrónicos!
Vengo siguiendo este tema desde hace tiempo, y lo que me crispa un poco es el debate sobre si son el fín de los libros...
Ya estamos, la tecnología (y no el sistema mercado-capitalista: yo controlo el producto, te saco lo que puedo y luego te digo que sin mí no hay cultura, puagghhh...) es el enemigo, la música y el cine van a desaparecer, etc...
En mi opinión el mundo editorial sufrirá, el que no se adapte, se debilitará o desaparecerá, pero si todo se ajusta a la realidad, todos ganaremos algo. No creo que el libro en formato papel desaparezca, como lector me alegro de que mis opciones aumentarán, podré disfrutar de un libro en papel y de otro en ebook, quizás incluso el mismo que en papel si me voy de viaje. Y algo para lo que serán más que útiles: los manuales técnicos, se acabará el guardar tomos desfasados, tendremos nuestra información técnica actualizada (el mundo legal ya se beneficia de esto) y toda a mano.
Ventajas de los e-books: capacidad, peso, interactividad.
Desventajas: autonomía, precio, formatos de archivos.
La competencia ha empezado, y si las editoriales pierden el miedo (no confían en el lector) los ebooks llegarán para quedarse.
¿Que habrá piratería? Seguro que sí, pero os aseguro que yo llevo prestando y recibiendo libros toda mi vida. ¿Que las editoriales tendrán que hacer números? También, pero deben comprender que la gente tiene un presupuesto para libros, no gastarán ni un euro más, es la ocasió de ofrecerles más por ese presupuesto y ganarles aún más como clientes.
Los grandes ganadores: los pequeños escitores, los aficionados que además de leer escriben, aquellos por los que nadie apostó y a los que la red les traerá aún más libertad, todos esos poetas ocultos en miles de blogs que pocos encuentran.
Y también, los comics, que son muy caros y que sí están notando ya la piratería en la red.
Bienvenidos, ebooks, tendréis un sitio en mi estantería, al lado de mis libros.

1 comentario:

Sara Morante dijo...

Sí, pero un e-book no se puede doblar, ni guardar en el bolso, ni manchar de comida... Lástima.
Todo lo demás, totalmente de acuerdo contigo.